Inicio Opinión Los suspirantes… Las causas de la derrota

Los suspirantes… Las causas de la derrota

0
Compartir

Por: Nicolás Casimiro / www.atiempo.mx

Morelia, Michoacán, 16 de junio de 2015.- Si en la elección de gobernador de Michoacán el PRI está tratando de justificar la derrota con los gastos de campaña del candidato ganador, entonces tal vez no esté siendo objetivo ni mucho menos autocrítico, pues el resultado es producto de múltiples factores y la mayoría de ellos son internos.

Silvano Aureoles Conejo, el ganador de la contienda es acusado por el tricolor y su ex candidato, Ascensión Orihuela Bárcenas, de haber rebasado los topes de gastos de campaña, de hecho, ya se presentó una impugnación formal al resultado de la elección.

Podría ser que el ex candidato del PRD, del PT y de Nueva Alianza, actual gobernador electo, hubiera rebasado los gastos de campaña, pero si habrá una investigación más exhaustiva de ellos, entonces habría que revisar situaciones como el hecho de que aún se ven por las calles de Morelia brigadas del Programa Empleo Temporal, del gobierno federal, con las camisetas de Chon Orihuela y del PVEM.

Igual que pasó en 2011, yo creo que los excesos en los gastos de campaña no fueron determinantes para el resultado de la elección. Aquella vez juraría que la candidata del PAN, Luisa María Calderón Hinojosa, y el del PRI, Fausto Vallejo Figueroa, rebasaron lo autorizado por el IEM, en mayor proporción la primera, pero el segundo fue el que ganó.

Ahora, en la elección de 2015, podría presumir que al menos los tres punteros, Silvano Aureoles, Ascensión Orihuela y Luisa María Calderón, reportarán mucho menos de lo que efectivamente gastaron.

Pero insisto, las causas de la derrota, sobre todo en el caso del priísta, no están en la cantidad de recursos económicos, sino en cuestiones internas como las imposiciones de candidatos, el desplazamiento de cuadros con posibilidades y la deslealtad de algunos candidatos a diputados federales, diputados locales y ayuntamientos.

Sólo por poner un ejemplo, ¿cómo se explicaría que el PRI haya ganado 7 de 12 diputaciones federales y 12 de 24 diputaciones locales de mayoría, así como 5 de las 16 diputaciones locales plurinominales, convirtiéndose en los tres rubros en el partido mayoritario, pero al mismo tiempo Chon Orihuela no haya sido el ganador de la contienda a gobernador?

De acuerdo con cifras del PREP, el ex candidato del PRI y del PVEM a la gubernatura perdió la elección en 22 de los 24 distritos electorales de Michoacán, sólo ganó en dos de ellos, aunque obteniendo en ambos casos menos votación que los candidatos a diputados; de hecho, en 22 distritos obtuvo votación menor que los abanderados a las diputaciones; y, sólo en dos obtuvo una votación mayor que ellos, aunque fueron dos distritos con muy baja votación para el tricolor y el Partido Verde.

Para ser más específicos, mientras 12 candidatos a diputados locales obtuvieron el triunfo, los otros 12 quedaron en segundo lugar en sus respectivas elecciones, mientras que Orihuela Bárcenas ganó en sólo 2 distritos, quedó en segundo lugar en 14 distritos y se fue hasta el tercero en 6 más, lo que quiere decir que los abanderados a legisladores tal vez no fueron solidarios a la hora de promover a su candidato a la gubernatura.

Todo lo anterior es sólo revisando las elecciones a diputados federales, sin contar las que corresponden a diputados federales y presidentes municipales, pero si la misma situación se reprodujo en cada una de las elecciones, ahí se confirmará que este tema de la aparente deslealtad institucional al interior de las filas del PRI pudo haber sido uno de los principales factores que causaron la derrota, pues si los excesos en los gastos de campaña lo fueran, entonces serían el PRD y sus aliados quienes se habrían alzado en automático con más victorias en diputaciones federales y locales.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA