Inicio Opinión AÑO NUEVO: VIDA NUEVA/ Por: P. Ángel Espino García

AÑO NUEVO: VIDA NUEVA/ Por: P. Ángel Espino García

0
Compartir

“Cuanto más alto coloque el hombre sus metas, tanto más crecerá”.

1.- Una religiosa preguntó a sus alumnos: Si Cristo volviera a la tierra, ¿Ustedes qué le aconsejarían que hiciera? Cuando recogió las repuestas por escrito, las revisó y encontró lo siguiente: yo le aconsejaría que no venga, porque este mundo ya está  perdido. Otro escribió: yo le aconsejo que no venga, pues lo van a volver a matar. Otro más: si Cristo volviera a la tierra, le aconsejo que se actualice. Que utilice el Facebook, la radio, la tv y la prensa, para transmitir mejor su mensaje. Otro más: que no venga porque nos va a echar en cara a los cristianos que somos apáticos y no vivimos ni sembramos el Evangelio. Al otro día uno de los alumnos que habló con sus padres sobre el asunto, pidió la palabra y dijo: Maestra: Cristo no tiene porqué venir de nuevo. Él ya vino y desde que resucitó, se quedó con nosotros en la Eucaristía y en las Santas Escrituras. Se quedó  hasta que vuelva al final del tiempo para hacer “El Juicio Universal”. Todos aplaudieron y comprendieron la verdad.

2.- CUÁL ES NUESTRA REALIDAD.- Cuando las jovencitas cumplen sus 15 años, se sienten dueñas de su vida, de su libertad, de su cuerpo y dicen: yo soy yo y hago lo que quiero. Llegan los jóvenes a sus 18 años y cómo lo celebran, aunque no todos, pero sí muchos: emborrachándose, fumando y frecuentando lugares impropios. Varios matrimonios se destruyen por no madurar y se dejan vencer por los problemas, en lugar de superarlos. Todo en la vida es cuestión de superar los obstáculos. En cambio en algunas tribus indígenas de otros países, cuando los adolescentes llegan a la mayoría de edad, se les somete a pruebas para comprobar que sean responsables y maduros para llevar una vida responsable. Por ejemplo en una isla del Pacífico, el joven debe construir su propia embarcación y navegar solo por más de 500 kilómetros en mar abierto hasta llegar a otra isla, de la cual debe traer unas flores exóticas que solo allá se dan. De esta forma deben sortear toda clase de peligros. En cambio nuestros jóvenes, aunque no todos, pero sí muchos, no se forjan un carácter. Son blandos, porque muchos adultos no maduramos y no sabemos educar.

3.- CÓMO ESTÁ LA ECOLOGÍA.- En cuanto a la basura, hemos mejorado, pues en general la gente ya no arroja desechos en las carreteras, sin embargo falta mejorar en las escuelas y en las calles. En cuanto a los bosques, empeoramos cada vez más, pues la devastación del arbolado se está acelerando. Si no reaccionamos, vendrá la erosión y el desierto se puede acercar. Los humanos somos un microcosmos y no debemos rivalizar contra la naturaleza, sino armonizar con ella. ¡Salvemos lo verde!