Inicio Opinión EL MORTÍFERO HURACÁN KATRINA DEL AÑO 2005/ Por: Padre Ángel Espino

EL MORTÍFERO HURACÁN KATRINA DEL AÑO 2005/ Por: Padre Ángel Espino

0
Compartir

CONTEMPLANDO LA CREACIÓN…..

1.- Había una vez un toro que huía de un león hambriento y corrió a esconderse en una cueva donde un chivo dormía. En cuanto el toro entró a la cueva, el chivo se enojó y lo atacó rápido y furioso. El toro calmado dijo al chivo: no me provoques. Vengo en son de paz, huyendo de un león. Pero si quieres problemas, espérame mientras se aleja el monstruo y entonces nos veremos las caras.

2.- ASÍ EN LA VIDA.- Cuando hay incendios, inundaciones o terremotos, de por sí, la gente sufre mucho; pero sucede que además de los daños  por los que sufren las familias, tienen que salir y buscar refugio donde sea. Pero sucede que llegan los ladrones y se llevan lo que haya, aumentando las penas de quien sufre. La moral pide obrar con ética y no ser el hombre un lobo para el hombre. Cada generación tiene la obligación de sobrevivir en armonía para heredar un planeta habitable a quienes vienen. ¿Cuándo escucharemos la voz del Maestro de Galilea que dice: “Ámense unos a otros, como Yo los he amado”? La humanidad no tiene derecho al suicidio.

3.- LA VOZ DE LA IGLESIA.- Dice el Papa Francisco: “El antropocentrismo moderno ha colocado la razón técnica sobre la realidad, porque este ser humano ni siente la naturaleza como norma válida, ni menos aún como refugio viviente. La ve como lugar y objeto de una tarea en la que se encierra todo, siéndole indiferente lo que con ello suceda. De este modo, se debilita el valor que tiene el mundo en sí mismo. Pero si el hombre no redescubre su verdadero lugar, se entiende mal a sí mismo y termina contradiciendo su propia realidad”. (Alabado Seas #115)

4.- EL HURACÁN KATRINA DEL AÑO 2005.- Gran parte de la ciudad de Nueva Orleans se inundó por las olas provocadas por el Katrina el 29 de agosto del 2005. Cuando el torrente corrió por el río Mississippi hacia el Golfo, un cauce abrió un dique y en cuestión de minutos, el agua llegó a dos metros de altura. En 24 horas el agua llegó a 6 metros y el 80% de la ciudad estaba bajo el agua. Causó la muerte a dos mil personas y las pérdidas llegaron a cien mil millones de dólares. Ha sido el huracán más costoso y mortífero en E. U. Además una serie de sustancias químicas tóxicas y la gasolina de 350 mil vehículos siniestrados, fueron a parar a las aguas estancadas. Cuando el agua se retiró, algunas partes de la ciudad quedaron cubiertas de un grueso fango aceitoso. ¡Qué paradojas tiene la vida! El hombre busca vida en otros planetas, pero destruye los bosques de su propia casa. ¡Qué pena! ¡Salvemos lo verde!